Hannah-May Wilson, Directora de programa, Secretaría de la Red PAL

Amigos y compañeros de clase Pratima, Bharti y Neha

Os presento a Bharti. Bharti tiene 11 años y le encanta jugar con sus amigas. Sus mejores amigas son Neha y Pratima. Bharti y sus amigas están en quinto grado. Van a la escuela en una aldea de la región de Kuldabad en Maharashtra, India. A la escuela primaria local asisten 250 niños del pueblo. El complejo escolar es grande y las paredes de la clase están pintadas con formas coloreadas, imágenes, letras y palabras. Bharti lleva asistiendo a la escuela local desde que tenía 6 años. A Bharti le gusta llevar su uniforme escolar y sentarse con sus amigas.

A pesar de haber pasado 5 años en la escuela, Bharti no sabe leer. Hay algunos niños en la clase de Bharti que saben leer el libro de texto del quinto grado, pero Bharti y sus amigas más que nada escuchan a la maestra y miran las imágenes. En la escuela de Bharti a los niños se les enseña en el idioma oficial del estado: Marathi. Pero Bharti y sus amigas hablan un idioma diferente en casa. Hace veinte años, sus abuelos emigraron para cultivar algodón y caña de azúcar. En la casa de Bharti sus padres hablan Telugu. Los padres de Bharti confían en que los maestros se aseguren de que su hija aprenda.

100 millones de niños dejados atrás en la India

Los datos del “Informe anual del estado de la educación” de Pratham (ASER) muestran que la mitad de los niños matriculados en quinto grado en la India no pueden leer un texto simple para niños de segundo grado. Esto significa que cerca de 100 millones de niños llevan al menos 2-3 años de retraso respecto a donde deberían estar según el plan nacional de estudios. Los datos de ASER muestran que más de 50 millones de niños en los grados 3-5 necesitan ayuda inmediata y urgente para tener una oportunidad real de completar la escuela primaria. Estos niños no solo necesitan adquirir destrezas fundamentales de lectoescritura y aritmética, sino que también necesitan ayuda para alcanzar el nivel que se espera que tengan en su grado, para así poder avanzar.

Si bien la educación primaria universal está destinada a todos los niños de la India, el aprendizaje sigue siendo sólo para unos pocos. Las escuelas organizan las clases según la edad y el grado de los niños, suponiendo que los niños ingresan al primer grado a la edad de seis años y progresan de forma lineal y uniforme hasta que terminan la escuela primaria en el octavo grado a los catorce años. A medida que los niños progresan, las expectativas del plan de estudios son cada vez más exigentes. Los niños no pueden repetir curso, por lo que muchos pasan de un grado al siguiente sin haber aprendido lo que se esperaba que aprendieran en el grado anterior. Luego, los niños se quedan atrás. Una vez que se han quedado atrás, es muy poco probable que obtengan esas habilidades fundamentales más adelante.

Todos los niños pueden aprender

Bharti aprendiendo matemáticas

Ante esta crisis del aprendizaje, una de las ONG más grandes de la India, Pratham, desarrolló modelos y métodos para mejorar las destrezas básicas de lectura y matemáticas de los niños a gran escala. La creencia central de Pratham es que todos los niños pueden aprender. Durante los últimos diez años, el trabajo de Pratham se ha centrado en niños de 7 años o mayores, que probablemente estén matriculados en los grados 3-5. La experiencia de Pratham muestra que estos niños pueden adquirir destrezas básicas rápidamente, con la ayuda adecuada.

La idea es simple: agrupar a los niños por nivel de aprendizaje en vez de por edad o grado. Los maestros y los niños dejan de lado el libro de texto oficial durante unas horas para concentrarse en aprender los conceptos básicos por medio de actividades interactivas y juegos. En primer lugar, se evalúa a los niños uno por uno con la herramienta ASER. Luego se les agrupa por nivel de aprendizaje durante al menos parte del día o parte del año. Las actividades y los materiales de enseñanza-aprendizaje para cada grupo están cuidadosamente diseñados para hacer que el aprendizaje sea divertido y apropiado para el nivel del niño. Cada grupo tiene un instructor, que puede ser un maestro de escuela o un voluntario de la comunidad. A lo largo de todo el proceso, el progreso de aprendizaje de los niños se supervisa a través de mediciones simples para ayudarles a alcanzar el siguiente nivel. El modelo de Pratham se llama ‘Enseñanza al nivel correcto’ (TaRL).

¡Aprender puede ser divertido!

El mes pasado, la escuela de Bharti recibió a Pratham para adiestrar a los maestros de aula y voluntarios locales sobre la ejecución de cuatro ‘Campamentos de aprendizaje’ cortos durante 60 días, utilizando el enfoque ‘TaRL’. El primer día, Bharti se puso nerviosa cuando le pidieron que leyera palabras sencillas en marathi. Incluso leer letras le resultó difícil. En matemáticas, Bharti sabía los números del 1 al 100, pero sumar dos números le era difícil. Bharti sintió ganas de llorar.

Resultó confuso cuando la maestra le pidió a Bharti y a sus amigas que pusieran las mesas junto a la pared del aula y se sentaran en el suelo formando un círculo. La docente les animó a inventarse cuentos usando tarjetas ilustradas y a jugar a juegos divertidos con tarjetas con letras. Bharti y sus amigas se rieron mucho. Después de una semana en el campamento de aprendizaje sabían reconocer casi todas las letras del alfabeto. Fue tan divertido que pidieron llevarse los materiales a casa para practicar. Por primera vez en su vida, Bharti se sintió parte de su escuela. Sentía que estaba progresando y realmente quería pasar al siguiente grupo.

250 millones de niños de todo el mundo necesitan ayuda urgente para ponerse al día

A nivel mundial, más de 250 millones de niños, como Bharti, no han adquirido destrezas fundamentales en lectura y matemáticas, a pesar de que la mitad de ellos ha ido a la escuela durante al menos 4 años. Los datos de las evaluaciones dirigidas por ciudadanos en toda la Red PAL muestran que muchos países del Sur global se enfrentan a desafíos similares. Tras haber realizado evaluaciones durante varios años, los resultados sugieren que los niveles de aprendizaje en toda la red son bajos y no mejoran. No se conseguirá progresar a menos que las evaluaciones vayan acompañadas de intervenciones de aprendizaje específicas. Enseñar en el nivel correcto es un modelo pedagógico rigurosamente evaluado que tiene gran potencial para que lo escalen los países miembros de PAL Network aprovechando sus propias amplias redes de organizaciones locales asociadas. En un taller celebrado la semana pasada en Aurangabad, India, siete países de PAL Network se comprometieron a pilotar el modelo en los próximos 12 meses. Bharti los convenció a todos. “¿Cómo te sientes cuando estás leyendo?”, le preguntamos. “Como si estuviera volando”, respondió ella.